Historias

Rozalén: «Considero que hay que pasar por la vida mirando siempre alrededor»

Rozalén: «Considero que hay que pasar por la vida mirando siempre alrededor»

Susana Mangut Ponce de León

7 septiembre, 2020

Rozalén cuenta con el legítimo mérito de ser una de las principales voces de la canción de autor en español. Distinciones tan relevantes como dos Discos de Platino y dos de Oro otorgan el argumento de peso para que esta afirmación se sostenga con creces. Sin embargo, su parte más intacta y auténtica reside en el lado humano, solidario y empático de una artista que dice haber hecho realidad un gran sueño: actuar en el Teatro Romano de Mérida, en el 5º aniversario del Stone and Music Festival. Como siempre, Rozalén estuvo acompañada por Beatriz Romero, intérprete de lengua de signos y gran cómplice de todo lo mágico que les está sucediendo.

Concede esta entrevista a ‘Miradas’ y lo hace, como todo: poniendo delicadeza, mimo y cuidado en atendernos. Tras Rozalén, planea genuina la sombra de María de los Ángeles Rozalén Ortuño, nacida en Albacete y que aún hoy, tras todo lo vivido, no olvida que ya que pasa por este mundo, lo mejor es «ser feliz haciendo felices a los demás».

 

 

 

 

En tus cuentas de redes sociales habías manifestado el deseo de cumplir un sueño: dar un concierto en el Teatro Romano de Mérida. ¿Conocías Extremadura?

Si, conozco Extremadura bien, pero creo que lo podría conocer mejor porque siempre digo que las giras te permiten viajar por todos sitios y descubrir lugares nuevos y Extremadura era la gran desconocida y ha sido mi sorpresa. Me encanta y sé que aún tengo mucho por conocer. Tocar en el Teatro Romano es de las cosas que más desea cualquier persona que se dedique a la música.

 

Rozalén se ha convertido en el símbolo de artista comprometida con la solidaridad. ¿Crees que todos los artistas y más aún cuando alcanzan la fama, tienen esa especie de obligación moral? Hace algunos meses, publicamos en nuestra web un artículo sobre una de tus canciones a beneficio de ‘EntreCulturas’. Supongo que ahora serán miles las peticiones como esta. No sé si ves hoy de otra manera el mundo en el que vives por el hecho de que estas cosas hayan cambiado tu perspectiva.

Lo veo más o menos igual que antes. Yo era de las que pensaba que esta pandemia, esta situación nos iba a hacer pensar. Ahora supongo que ha hecho pensar a quienes han vivido lo más dramático cerca. Sin embargo, quiero ser optimista con la gente. Todo el tema del compromiso social, me sale y entiendo que me etiqueten con eso. Me viene de manera natural escribir sobre eso porque me han educado así. A mí siempre me han dicho “tienes que intentar ser feliz en la vida, haciendo felices a los demás”. Considero que hay que pasar por la vida mirando siempre alrededor y yo vengo de la psicología social que fue lo que estudié porque es lo que más me remueve, lo que más me duele y lo que más enamora. El amor se presenta en muchas formas y por eso yo, en mis canciones, hablo de la vida, de cosas que parece que no tengan que ver con el amor en principio, porque creemos que el amor está en la pareja, que es de lo que más se escribe, pero existe en muchos aspectos. Tengo claro que la mayoría de la gente es buena lo que pasa que los que hacen el mal y destruyen que son pocos, hacen mucho ruido.

 

¿Cómo explicas la contradicción de que, por un lado la cultura haya sido el hombro sobre el que hemos llorado durante estos meses y nuestro consuelo durante el confinamiento y a la vez, se le esté causando tanto daño ahora?

Yo creo que esto viene de antes porque nunca se le ha dado el lugar y la importancia que se merece. Es cierto que se ha demostrado lo que significa en el confinamiento pero no nos echan cuenta. Quiero pensar que ahora que estamos siendo y vamos a ser de los sectores más afectados pues, de verdad, se espabilen las instituciones y también la gente y se cree conciencia de la necesidad que tenemos de música, de películas, de baile y de arte. Hay que alimentar el cuerpo, pero el alma, si no la alimentas, también te mueres. También se produce la muerte del alma, porque pasar por la vida así sin más, ¿no? Ser “vivos muertos” o “muertos vivos” para mí no tiene sentido.

 

Tu pueblo, tu abuela, tus amigos, lo cotidiano… le cantas a todo eso y lo haces con el corazón y para el corazón de cada uno. La cosa funciona y de qué manera. ¿Cómo se consigue eso en la sociedad de la imagen, el postureo el reguetón, donde muchas letras de canciones son sexistas, mal sonantes y encima gustan?

La verdad es que no tengo ni idea de por qué nos está pasando a nosotros esto. A veces pienso que lo natural y la honestidad vende porque me sorprende que me den un altavoz y que la gente se vea conmovida por ciertas cosas como el respeto a nuestros antepasados, a nuestros abuelos, a nuestra memoria que parece que está tan olvidada. Supongo que lo que hacemos lo hacemos con mucha verdad y quien se acerca a nuestro mundo, creo que se da cuenta de que no hay trampa ni cartón y de que trabajamos muchísimo. Bueno, algo de postureo yo voy haciendo, que antes no me ponía un tacón y ahora tengo que subirme a ellos. Pero bromas aparte, yo creo que, en todo momento se puede lanzar un mensaje y tengo que aprovechar la coyuntura para decir cosas que ayuden a vivir mejor.

 

Concierto de Rozalén en Mérida

 

Desde los famosos Girasoles y hasta poner banda sonora a la película ‘La Boda de Rosa’, ¿con qué te quedarías de Rozalén y de todos estos años?

Han pasado demasiadas cosas. Pienso que, si yo me muriese mañana, mi vida es que ya es tan plena con solo 34 años… he vivido tantas cosas que hay personas que no vivirán ni en dos vidas. Resulta muy difícil quedarse con algún momento. Aunque creo que lo más importante que me ha pasado en todos estos años, es que he aprendido un mensaje brutal porque, aunque estudié psicología, la psicología la he aprendido trabajando en algo en lo que te expones y estás siempre en el ojo y la crítica de los demás. Pero a la vez, eso es el poder dedicarte a lo que te hace feliz. Es la mayor lotería. Yo no estoy esperando a que lleguen las vacaciones, aunque unas vacaciones las necesitamos todos, pero mi día a día es maravilloso porque me levanto y dedico el tiempo a lo que quiero, aunque trabaje mucho y duerma poco.

 

Lo más tópico sería pensar que Beatriz Romero va contigo porque conoce o tiene de cerca la discapacidad, por ejemplo, algún familiar cercano que la padece.  Pero creo que esta no es la causa. ¿Por qué todas tus canciones van siempre interpretadas en lengua de signos por Beatriz?

Yo no conocía a nadie del colectivo de sordos. Ahora sí, claro, a mucha gente con sordera y muchas asociaciones a través de Bea. Sí estoy cerca de la discapacidad por empatía y por lo que he estudiado. Recuerdo que hice prácticas en muchas asociaciones con personas con diversidad funcional, pero cuando conocía a Bea me di cuenta que lo coherente no era solo llevar un discursito a cabo, sino mucho más. Y bendita la hora.

 

¿Qué hemos aprendido como sociedad y qué te ha enseñado a ti la pandemia? ¿Cómo encaras el futuro que tenemos por delante?

El futuro lo encaro con muchas lecciones aprendidas de todo esto. Nunca había trabajado tanto la paciencia y la incertidumbre. Ahora me agobia mucho la incertidumbre. Yo tenía mi vida planeada de aquí a dos años. Mi vida era rápida y de repente, da igual los planes que tu hagas porque la vida tiene otros. Entonces te das cuenta de que, a lo mejor, la vida es otra cosa y que te tienes que adaptar y no desesperar. El ser humano se adapta al medio. Además, he reafirmado la importancia de una seguridad pública de calidad, unos servicios públicos idóneos en un país donde hay que cuidar al que te cuida, eso es básico. Ahora veo claro que hay que estar más pendiente del día a día y que existen muchas cosas por encima de nosotros que no podemos controlar, cosas que nos pueden arrebatar en un momento y que debemos aplicar la filosofía del “Carpe Diem”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies