Historias

Los emojis inclusivos guían el camino

Los emojis inclusivos guían el camino

Pedro Cuevas Moreno

12 diciembre, 2019

Parece ser que la política social y, por primera vez, los animales van a contar con una apuesta fuerte en el hipotético nuevo gobierno de España. Al menos eso parece sobre el papel y bajo la firma de la nueva coalición. Un movimiento que ha cogido a muchos desprevenidos e incluso ha dado que pensar si no se pudo hacer meses antes. ¡Nos toman por tontos! Se ha podido leer en diversas redes sociales y escuchar en debates callejeros de importancia estatal. Pero la verdad, nada es casual y todo tiene una explicación e influencia: WhatsApp y los emoticonos.

Sí, WhatsApp y los emoticonos. El final de 2019 y principio de 2020 viene cargado de propuestas, concretamente 239 con forma de iconos expresivos. La web de mensajería adquirida por Mark Zuckerberg en el año 2014, bajo la versión Unicode 12.0, se sumerge en el mundo de la acción social con emojis que buscan representar a todas las personas de la sociedad y normalizar sus situaciones, bajo el fin de que no existan las discriminaciones. Un paso hacia adelante que, de momento está a prueba, pero confirma la promesa lanzada a principios del año.

Hace tiempo que la tecnología marca la vida cotidiana y el día a día. Omnipresente en todos los lugares, hasta tal punto que ha ocupado nuestra forma y discurso desde los tiempos remotos del Nokia 3310, más conocido como el indestructible, y el pasatiempo Snake. Por suerte, hemos evolucionado y dejado atrás el código encriptado que, cuánto más breve el mensaje, más te ahorrabas y popular eras. Por desgracia, aunque su casi completa extinción conlleve una mejora ortográfica, los emoticonos han ocupado su lugar para seguir proporcionando una retroalimentación de ortografía basura para llevar, rápida y sencilla, que hasta el momento no era inaccesible como el código encriptado de la época de Messenger, pero sí poco inclusiva por la inexistencia de comunicación social.

Con esta mejora, una vez terminada la Beta, la comunicación vuelve a dar un salto con la incorporación de nuevos diseños que hacen referencia a personas sordas, en silla de ruedas, parejas de cualquier orientación sexual o personas con bastones guía. Al igual que los animales ganan una mayor representación e, incluso, introducen a perros guías o perros de servicio. Parafraseando a la Nasa: “Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”, pues la capacidad de influencia de la app normaliza situaciones y las pone en el punto de mira, funcionando de la mejor forma para lograr una concienciación.

 

 

Actualmente, la inclusión completa resulta una utopía, pero acciones como estas allanan el camino. Al menos ayudan y dan forma a los discursos, tanto profesionales como de andar por casa. De esta manera, los partidos e instituciones políticas, como eje principal para consolidar la evolución y concienciación, además de adaptarse a la nueva era tecnológica y llegar a todos los públicos con mensajes en redes sociales repletos de emoticonos, un tanto forzados e inconexos en ciertas ocasiones, pueden continuar utilizando los ‘emojis’, esta vez, introduciendo contenidos sociales. Unos contenidos que observaremos dentro de poco y, esperemos que, puedan ser visualizados en políticas y no solamente como adornos de mensajería instantánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies