Historias

Like o dislike, esa es la cuestión

Like o dislike, esa es la cuestión

Pedro Cuevas Moreno

19 diciembre, 2019

En la era de los likes, o de los añorados favoritos en Twitter, 15 segundos dan para mucho. Nos hemos vuelto expertos en consumo rápido y peritos de la holgazanería. Una forma de actuar procedente de la inmediatez y brevedad a la que nos someten las redes sociales y sus aplicaciones colindantes. El objetivo es conseguir un ‘like’ y las formas son múltiples. Van desde el ingenioso humor heredado de la extinguida Vine, hasta los bailes, playbacks o incluso tristeza de la actual TIK TOK. Parece que nada puede parar esta moda expansiva y que cada vez son más los que reaccionan positivamente a los videos cortos. Aunque no es oro todo lo que reluce y, mucho menos, todo lo que parece es.

La app TIK TOK, en este 2019,  se ha convertido en la red social que más ha crecido en Estados Unidos y Europa Occidental. 550 millones de usuarios activamente y una suma de 1.200 millones de descargas en dispositivos móviles otorgan su hueco en el podio a la aplicación musical favorita de la Generación Z, según datos producidos por la consultora SENSORTOWER. Además, habría que añadirle el promedio de permanencia de los usuarios conectados que se sitúa en torno a los 45 minutos, por delante de Facebook o Instagram.

Cifras sorprendentes. Sobre todo, para una mayoría que desconoce la existencia del gigante asiático. Aunque también, para el público en general. Y no ya por los datos, si no por lo que se esconde detrás de los ritmos pegajosos y sus efectos llamativos: la marginación invisible o la protección preventiva. Dos formas de ver una misma problemática.

 

 

La polémica de TIK TOK

Los eufemismos pueden ser varios y, por lo tanto, las opciones de nombres infinitas, pero la realidad de la red social tiene que ver con la formación a sus moderadores para ocultar contenidos creados por jóvenes con limitaciones físicas y mentales, obesos o del colectivo LGTBI, según documentos internos a los que Netzpolitik ha tenido acceso.  Y es que, al parecer, los empleados seguían instrucciones de restringir y parar la difusión de aquellos videos cuyos protagonistas eran “usuarios especiales”, como señala la política de la plataforma.

Las víctimas de esta marginación invisible y discriminación eran las personas autistas, con Síndrome de Down, pertenecientes al colectivo LGTBI o con rasgos físicos particulares. Sus vídeos, al establecerse entre 6.000 y 10.000 visualizaciones, pasaban a la categoría de ‘no recomendados’ para, posteriormente, ser condenados a la invisibilidad. De esta forma, observamos un mundo idealizado, por unos pocos, donde reina el like para su consecuente viralización. Aunque, más bien, merece lo contrario: dislike.

Las víctimas de esta protección preventiva eran las personas autistas, con Síndrome de Down, pertenecientes al colectivo LGTBI o con rasgos físicos particulares. Sus vídeos, al establecerse entre 6.000 y 10.000 visualizaciones, pasaban a la categoría de ‘no recomendados’ para, posteriormente, ser protegidos ante el ciberacoso debido a sus características físicas vulnerables. De esta forma, evitamos una marginación social, donde reinaría el like irónico, cercano al dislike, para su consecuente viralización. Aunque, más bien, merece el like a secas.

Se mire por donde se mire, en ambos casos víctimas. Dos versiones: la marginación invisible o la protección preventiva. Una sola realidad: la no publicación de contenidos y la exclusión social. Un mundo donde retrocedemos en el tiempo sin darnos cuenta. Un mundo que nos tele transporta a la primera frase del soliloquio del personaje Hamlet en la obra de teatro de William Shakespeare, pero llevada a la actualidad. 15 segundos son más que suficientes para ser o no ser; para otorgar un Like o un Dislike ante esta situación. Esa es la cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies