Historias

La calle es de todos

La calle es de todos

José Julio Sánchez Vázquez

21 noviembre, 2019

Badajoz se sumerge en el proyecto de la Asociación Teavial y pasa a formar parte de la lista de localidades que se comprometen a adaptar los pasos de peatones para personas con autismo, gracias a la propuesta de Sonia Martínez y Elías Macías, padres de Elías, un niño con TEA, que a raíz de leer una noticia sobre una propuesta parecida en la ciudad de Cáceres llevaron la iniciativa al Ayuntamiento pacense.

La Asociación Teavial surge por parte de un grupo multidisciplinar de profesionales de distintos ámbitos (policías locales, docentes, funcionarios de la Junta de Andalucía, profesores de universidad, entre otros) que compartían una gran inquietud: la falta de adaptaciones en las vías de circulación que favorezcan la autonomía del colectivo de chicos y chicas con TEA, lo cual les convierte en personas completamente dependientes a la hora de transitar como peatones en pasos de cebra con semáforo y sin ellos.

El proyecto, que se ha llevado a cabo en varias ciudades, consiste en colocar una secuencia de pictogramas, ordenados de una forma lógica, con un tamaño y color adecuado, sobre la primera franja blanca de los pasos de peatones. La doble finalidad consiste en dar visibilidad al colectivo con TEA, a la par que se fomenta su autonomía y su seguridad vial.

Este trastorno hace referencia a un conjunto de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, que se manifiestan en las competencias sociales, la percepción y el aprendizaje. Cada persona con TEA presenta una combinación diferente asociada a un nivel de lenguaje y funcionamiento intelectual particular.

 

 

De esta manera, se cree que los pictogramas son un apoyo fundamental que facilita la comprensión y los mensajes del entorno. También sirven como medio para expresarse y para transformar la realidad en imágenes.  La secuencia de pictogramas lanza rápidamente un mensaje muy intuitivo para todos los peatones, donde pequeños y mayores también se beneficiarán de ellos, no solo los que necesitan accesibilidad cognitiva.

La nueva señalización utiliza el color azul con el que se representa el Autismo y las formas cuadradas para dar sentido de información, actuando en dos franjas de cada paso de peatones. Se realizarán plantillas de dos tipos, uno para los cruces que cuenten con semáforos y otro para aquellos pasos donde no existan, en las cuales solo cambian los pictogramas. Al pintar la secuencia de pictogramas se estaría adaptando los pasos de peatones para que estas personas puedan entender lo que tienen que hacer, mejorando así la seguridad vial.

Además, el proyecto se complementa con una cartelería y guía didáctica que propone la asociación para trabajar en los centros escolares. El convenio de colaboración incluye el envío de dicha guía al Ayuntamiento, que se comprometerá a distribuirla por los colegios a través de correo electrónico para que los centros trabajen con los alumnos y los profesores.

Esta iniciativa tiene sus inicios en las localidades de Mairena de Aljarafe, Coria del Río, Palomares del Río y La Puebla del Río (Andalucía). Durante tres años, varios estudiantes de la Universidad de Sevilla han colaborado en este proyecto, aumentando así sus conocimientos hacía este colectivo, que a su vez transmitirán a nuevas generaciones. Alrededor de 1.800 alumnos/as fueron entrevistados por universitarios del Grado de Educación Infantil y Primaria, después de hacer pruebas reales sobre pasos de peatones situados en plena vía pública.

 

La idea es comenzar en las inmediaciones de los colegios que cuentan con aulas especializadas con TEA: Arias Montano, Enrique Iglesias, Luis Vives, San José de Calasanz y el instituto de San Roque

 

Una vez que esta familia hace llegar su petición a la Asociación sin ánimo de lucro, posteriormente se reúnen con el Alcalde de Badajoz, la segunda teniente alcalde, María José Solana, y un responsable del cuerpo de Policía Local, con el objetivo de presentar los beneficios de estas señales, que aportan información visual a los pequeños, a los ancianos y a las personas con otras discapacidades cognitivas.

El proyecto fue acogido con entusiasmo por parte del consistorio, el cual mostró un gran interés desde el principio. El Alcalde afirma que esta medida “continúa la línea que ya emprendió la ciudad para favorecer la accesibilidad” y que fue distinguida con el Premio Reina Sofía. La idea es comenzar en las inmediaciones de los colegios que cuentan con aulas especializadas con TEA (Arias Montano, Enrique Iglesias, Luis Vives, San José de Calasanz y el instituto de San Roque) y extenderla a otros puntos de la ciudad.

La Asociación, que ya ha firmado convenios con siete ayuntamientos andaluces y está pendiente de cerrar el acuerdo con otros ocho de toda España, pide un acuerdo de colaboración donde se les reconozca como autores del proyecto. El Ayuntamiento de Badajoz solo tendrá que pagar el precio de las plantillas directamente a la empresa que las proporciona (TECMAPRO), previa firma del acuerdo.

Debido a la enorme acogida que está teniendo esta medida en las diferentes localidades, varias familias de la región se han dirigido a estos padres con el objetivo de presentar sus propuestas en los correspondientes ayuntamientos. Sonia y Elías tienen varios proyectos en mente dirigidos a este y otros colectivos, para fomentar la inclusión y dar visibilidad, además de ayudarles en su día a día y a sus familias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies