Historias

Ariadna, una amiga de corazón

Ariadna, una amiga de corazón

Pedro Cuevas Moreno

28 julio, 2020

Ariadna, nunca antes un nombre había sido sinónimo de salva vidas. Mucho menos una aplicación. Al menos, desde mi punto de vista, nunca habría imaginado que la combinación de ambas diese lugar a una App humanizada. Ahora, os preguntareis ¿qué o quién es Ariadna? Pues bien, Ariadna es cada calle, cada esquina, cada rincón de tu barrio, pueblo o ciudad. Ariadna es tú fiel compañera de viaje. Está presente en todos nuestros momentos. Siempre a disposición frente a cualquier emergencia. Y, aunque todavía no la conozcas, te cuida desde el silencio. Ariadna es una amiga de corazón.

En España, como en la mayoría de países desarrollados, la muerte súbita supone una de las causas más frecuentes de fallecimientos. Más de 30.000 casos al año y una media de 82 diarios posicionan a las paradas cardiacas como una grave problemática que ha de ser enfrentada. Además, si a los datos sumamos el desconocimientos de la población española a la hora de realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar, nos encontramos con un panorama desolador, donde una nefasta respuesta reduce, cada minuto que pasa sin que actuemos, un 10% la supervivencia. Hasta tal punto que, según la literatura científica actual, las posibilidades de sobrevivir sin secuelas oscilan del 5 al 11%.

Ante esta situación y con los datos en la mano, la Cruz Roja España, la Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón unen fuerzas con el objetivo de socorrernos en casos en los que necesitemos un desfibrilador. Aquí, surge Ariadna, nuestra amiga de corazón. Una App dispuesta a salvar vidas mediante un mapa colaborativo de desfibriladores en España que permite al usuario localizar los DEA (desfibriladores externos automatizados) más cercanos.

Con la tecnología de Google Maps y el GPS de nuestro teléfono, Ariadna refleja los puntos donde se encuentra los DEA. Su uso es muy sencillo. Pasa por instalarse la aplicación, disponible para IOS Y Android, abrirla y acceder al mapa donde nos mostrarán su posición, su ficha y el horario de disponibilidad en el caso de que sea en un lugar privado. Así como un teléfono de contacto. De hecho, los que no estén disponibles se muestran en gris, lo que beneficia una decisión por cercanía en caso de emergencia.

Por otro lado, al acceder a Ariadna, los usuarios cuentan con dos modalidades de registro: ‘rastreadores’ o ‘colaboradores’. Los ‘rastreadores’ pueden indicar la ubicación de desfibriladores, tanto en espacios públicos como privados. Y pueden, incluso, completar la geolocalización con fotografías del lugar para que sea más fácil ubicar el dispositivo. Del mismo modo, también podrán validar los DEA que hayan sido dados de alta previamente en la aplicación. Sus buenas prácticas y utilización conllevan beneficios, pues los usuarios que más contribuyan al desarrollo del mapa de desfibriladores recibirán medallas simbólicas como premio.

En cuanto al grupo de ‘colaboradores’, la principal característica para formar parte tiene que ver con la posesión de un certificado oficial de formación en técnicas de RCP. Además de subir una foto al perfil que lo valide.

 

Ariadna

 

PASOS ANTE UNA PARADA CARDIACA

Ante una parada cardiaca, según la Fundación Española del Corazón, debemos activar la cadena de supervivencia cuanto antes, consistente en seis pasos:

  1. Comprobar si la persona está consciente y respira.
  2. Si no respira, llamar al 112.
  3. Practicar las maniobras de RCP (100-120 compresiones por minuto sobre el esternón).
  4. Pedir a una tercera persona que localice el desfibrilador más cercano.
  5. Seguir las instrucciones del desfibrilador para aplicar las descargas.
  6. Continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia.

 

EXTREMADURA, COMUNIDAD CARDIOPROTEGIDA

Como indica el leitmotiv de la app: «Tu ayuda es fundamental para salvar 82 vidas al día«. Y es que, según datos del SAMUR publicados el año pasado, el 61,4% de las emergencias por parada cardíaca fueron atendidas por personas anónimas, mientras que un total de 26.000 personas recibieron formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar. Unas cifras que muestran la realidad actual y el necesario compromiso de las Comunidades Autónomas para instalar desfibriladores en lugares públicos. Más que necesario, diría obligatorio. Pues cada vez son más las regiones que han aumentado el número de espacios cardioprotegidos. En concreto, durante los últimos 5 años, un incremento del 25%.

Máximos históricos que denotan un cambio de mentalidad como podemos observar en Extremadura. La región reafirma su compromiso en la salud y se coloca en segunda posición del ranking de Comunidades Autónomas cardioprotegidas con un desfibrilador cada 1.102 habitantes por detrás de Madrid que encabeza la lista con uno cada 753 ciudadanos. Números reforzados por el Decreto 16/2019, de 12 de marzo lanzado por la Junta de Extremadura con el objetivo de regular la obligación de la instalación de desfibriladores externos automáticos en determinados espacios donde coinciden una alta concurrencia de personas, y donde la probabilidad de que ocurra una parada cardíaca sea mayor, como zonas deportivos o aisladas.

Este decreto modifica el anterior publicado en 2008 y destaca, entre otros aspectos, la intención de que todos los centros educativos, con independencia de su tamaño o tipo, cuenten con uno de estos dispositivos fundamentales para salvar vidas en caso de parada cardíaca. Además de crear el ‘Registro de DEA Extremadura en el ámbito no sanitario’ y el ‘Registro de formación para uso de DEA en Extremadura’.

 

 

LUGARES DE OBLIGATORIA IMPLANTACIÓN SEGÚN EL DECRETO 16/2019

Centros y equipamientos comerciales (individuales o colectivos) con superficie de venta igual o superior a 2.500 m2. Si el centro dispone de más plantas, se deberán instalar dos equipos (uno en planta baja y otro en la superior). En establecimientos comerciales colectivos deberá ir instalado un desfibrilador adicional en cada establecimiento comercial que cuente con 2.500 m2 o más.

Instalaciones de transporte. Aeropuertos y estaciones de autobuses o ferrocarril con en poblaciones que cuenten con más de 30.000 habitantes.

Primeros intervinientes (que no sean servicios sanitarios). Como Policía Local, Bomberos o Protección Civil.

Instalaciones deportivas o centros recreativos. Aquellos que cuenten con un aforo igual o superior a 700 personas (teniendo en cuenta todos los espacios/instalaciones deportivas del centro). Quedan excluidas aquellos centros con accesibilidad restringida.

Establecimientos públicos. Aquellos donde se realicen espectáculos o actividades públicas, con aforo igual o superior a 1.000 personas.

Centros educativos: con capacidad igual o superior a 500 alumnos/as.

Centros de trabajo. Que tengan más de 250 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies